Muffins de arándanos azules

Ingredientes
325 g (2 y 1/2 cups) de harina de trigo
135 g (2/3 cup) de azúcar blanco
2 teaspoons de levadura química
1/4 teaspoon de bicarbonato sódico
1/4 teaspoon de sal
1 teaspoon de ralladura de piel de limón
1 huevo M (50 g)
80 ml (1/3 cup) de aceite de girasol
240 ml (1 cup) de buttermilk
1 teaspoon de extracto natural de vainilla
250 g (2 cups) de arándanos azules (frescos o congelados)

Streusel para decorar por encima (opcional)
50 g (1/4 cup) de azúcar moreno
20 g (2 y 1/2 tablespoons) de harina de trigo
28 g (2 tablespoons) de mantequilla fría, a dados
1 teaspoon de canela molida

Preparación

Precalentamos el horno a 200ºC y colocamos una rejilla en el centro del horno. Preparamos la bandeja para muffins con los papelitos.

Si vamos a utilizarlo, preparamos el streusel. Mezclamos los cuatro ingredientes (a mano o con un tenedor) hasta que tenga el aspecto de migas de pan. Reservamos.

En un bol mediano mezclamos el huevo, el aceite, el buttermilk y el extracto de vainilla. Reservamos.

En un bol grande mezclamos la harina, el azúcar, la levadura, el bicarbonato, la sal y la ralladura de limón. Añadimos los arándanos y los repartimos bien con la harina.

Volcamos la mezcla de ingredientes húmedos del bol mediano con los ingredientes secos del bol grande, con ayuda de una espátula, mezclando con cuidado para no romper los arándanos, y sólo hasta que los ingredientes se hayan combinado y quede una masa espesa y con grumos. No hay que mezclar en exceso.

Con la ayuda de una cuchara de helado, rellenamos los moldes. Si decidimos usar el streusel, añadimos sobre cada muffin un tablespoon de la mezcla. Horneamos durante 20 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro del muffin, éste salga limpio. Sacar la bandeja del horno y dejarla reposar 5 minutos antes de desmoldar los muffins. Pasado el tiempo, sacarlos y dejarlos enfriar completamente sobre una rejilla.

Notas: si no encontráis buttermilk, DeNIKAtessen os explica cómo podéis hacerlo casero o utilizar algunas sustituciones. Yo he utilizado la opción número 2, 180 ml de yogur natural (unos 194 g) + 60 ml de leche.

Si utilizáis arándanos frescos, hay que lavarlos y secarlos con cuidado de no romperlos o teñirán la masa del muffin.

Si utilizáis arándanos congelados no es necesario descongelarlos. Se añaden directamente del congelador a la harina en el último momento (cuando el horno ya tenga la temperatura). Seguidamente añadir los ingredientes líquidos, rellenar los moldes y hornear. El tiempo de horneado será de 2 o 3 minutos más.

En lugar de arándanos azules podéis utilizar frambuesas, moras o una combinación de los tres.

Molde utilizado: bandeja para cupcakes o muffins.

Fuente: DeNIKAtessen

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada